constelacionesfamiliares.com | Sincrodestino
En nuestro sitio podrás encontrar información sobre el origen y lo que son las Constelaciones Familiares, contenidos sobre la Sistémica Familiar según Bert Hellinger, acceso a facilitadores virtuales y presenciales en varios países y a cursos, programas y entrenamientos de Crecimiento Personal Sistémico.
constelaciones. familiares, constelaciones familiares, constelar, terapia,
38
post-template-default,single,single-post,postid-38,single-format-standard,inf_infusionsoft,op-plugin,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-3.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12.1,vc_responsive
 

Blog

Sincrodestino

  |   Escrito por: Mónica Giraldo   |   Sin comentarios

De niños queremos una lampara maravillosa que nos cumpla nuestros deseos. De adultos sabemos que no hay tal cosa y dejamos estos deseos encerrados en nuestro interior.

 

Y si estos deseos se pudieran hacer realidad? Todo lo que ocurre en el universo se origina con la intención. Ella surge de la mente universal pero se localiza en la mente individual, una vez localizada se convierte en una realidad física; de hecho si no fuera por la intención, la realidad física no existiría. La intención es la base misma de la creación. ¿Qué es la intención?

 

Generalmente se cree que es un pensamiento sobre algo que quieres lograr u obtener en tu vida, pero es mas que eso. La intención es una forma de satisfacer una necesidad. Intención es un pensamiento que te ayuda a satisfacer una necesidad, y lo lógico es que una vez la hayas satisfecho, te sientas feliz. Desde este punto de vista, la finalidad de todas nuestras intenciones es sentirnos felices o realizados.

 

A partir de las experiencias pasadas creamos los recuerdos, que son la base de la imaginación y el deseo, que es la base de de la acción. Este ciclo se perpetua a si mismo. Cuando la intención se repite se crea un hábito. Mientras más se repita la intención, más probable es que la conciencia universal de lugar al mismo patrón y manifieste la intención en el mundo físico. Por ello, si realmente quieres trascender lo mundano debes aprender a pensar y soñar lo imposible.

 

Solo con los pensamientos repetidos lo imposible puede hacerse posible, por medio de la intención. En realidad no es que todo sea posible, es que ya existe, y lo único que necesita para transformarse en una realidad en el mundo físico es la intención. Hay algo mas allá de nosotros, la conciencia universal que es la que se encarga de que nuestra intención se haga realidad, sin embargo para que eso ocurra debemos estar alineados con esta fuerza. Esto es sincronía, una intención solo puede cumplirse sincrónicamente si satisface las necesidades tanto del yo individual como la conciencia universal.

 

Esta conciencia siempre apunta a la evolución, y por lo tanto, se orienta a las interacciones armoniosas que actúan en favor del bien mayor. La intención no puede ser forzada, obligada ni presionada, mientras menos interfiramos con ella, mas comprobaremos que posee su propio poder organizador infinito. La intención es como una semilla, tiene en si los medios para lograr su propio cumplimiento. El poder organizador infinito de la intención, orquesta innumerables detalles en forma simultánea. El poder de la intención puede restaurarse a través del regreso al ser verdadero, de la activación del ser. La ansiedad deja de ser un problema -pues esta emana de la necesidad del ego de protegerse-, y esa ansiedad es lo que interfiere con lo espontáneo de la intención.

 

La intención es el mecanismo por el que el espíritu se transforma en realidad material. La espiritualidad madura requiere sensatez de conciencia. Si eres sensato, eres sensible a la retroalimentación y, al mismo tiempo, inmune a la crítica y la adulación; aprendes a soltarte y dejas de preocuparte por los resultados; tienes confianza en el desenlace y empiezas a percibir la sincronía que se organiza en forma permanente, a tu alrededor. La intención proporciona oportunidades para las que debes mantenerte alerta. La buena suerte sucede cuando la oportunidad y la preparación coinciden. La intención te ofrecerá las oportunidades, pero debes actuar cuando esto ocurra. Si estás estresado olvídate de la sincronía. Para hacerlo con efectividad debes tener una actitud de rendición al ámbito universal, el cual es mucho más grande que cualquier cosa que puedas imaginar. La rendición requiere dar un salto de fe, un salto a lo desconocido.

 

Si te sorprendes preocupándote por las cuentas del próximo mes , lo apropiado sería recordar que tu intención no es únicamente satisfacer tus necesidades, sino también mandar a tus hijos a la escuela, contribuir en tu comunidad. Todos queremos satisfacer nuestras necesidades; sin embargo, una vez que hayas expresado tu intención de satisfacerlas, llévalas a la mente infinita diciendo: “pongo todo esto en tus manos. No voy a preocuparme porque tú, la inteligencia que reside en mi, te encargarás de ello”. Cuando la preocupación por uno desaparece, esta inteligencia hace su aparición.

 

¿Cómo sabes cuáles de nuestras intenciones es probable que se cumplan? La respuesta reside en prestar atención a las pistas que se nos ofrecen. Toma conciencia de las coincidencias que ocurren en tu vida. Las coincidencias son mensajes. Son pistas provenientes de Dios, espíritu o realidad no circunscrita, que te instan a liberarte de tu condicionamiento kármico, de los patrones habituales de pensamiento.

 

LA FUNCIÓN DE LAS COINCIDENCIAS

 

Decir que las coincidencias son mensajes codificados plantea a la vida como una novela de misterio. Presta atención, busca pistas, descifra su significado y, a la final, la verdad será revelada. Todos hemos experimentado coincidencias en nuestra vida, “co” significa con, “incidencia” significa suceso. Así pues, las coincidencias son sucesos que ocurren con otros acontecimientos, dos o más sucesos que pasan al mismo tiempo. Es una pista que nos indica la intención del espíritu universal, y como tal, es rica en significados. El significado no depende de la coincidencia sino de la persona que la experimenta. Nos indican cómo actuar para hacer que nuestros sueños (intenciones) se manifiesten.

 

Entonces: primero debes tener una intención y luego ponerte en contacto con tu ser espiritual y luego usar las coincidencias para satisfacer las intenciones. Tener una intención es tal fácil como formular un deseo. La atención genera energía, la intención permite su transformación. Mientras más atención prestamos a las coincidencias, más atraemos otras coincidencias, si nos preguntamos ¿Qué significa? Atraemos la información sobre su significado. Podemos tener 4 coincidencias aparentemente inconexas y comprender todo de repente, al ver el noticiero de la noche. Entre más hagas esto más coincidencias tendrás y más evidente será su significado.

 

Deepak Chopra

No Comments

Publica tu comentario